Nosotros

Lo de Jordan Peele ha sido llegar y besar el santo. En tan sólo una película (Déjame salir, 2017), consiguió el éxito comercial y el académico -le dieron el Oscar al Mejor guión original. Con ésta, la segunda, ha repetido triunfo en taquilla y ha consolidado el favor de la crítica. Puede que todo el proceso haya sido un tanto acelerado (las canonizaciones exprés siempre tienen algo de sospechoso); pero por otra parte trae consigo algunas buenas noticias: por un lado, facilita la cansina dignificación a la que el género de terror parece tener que someterse cada década; por otro, demuestra (otro esfuerzo que debería ser innecesario) que aún hay gente en Hollywood con ganas de contar historias nuevas y gente entre el público dispuesta a pagar por verlas; y por último, y más importante, supone el triunfo popular de un director que parece auténticamente preocupado porque sus películas estén bien dirigidas.

Esto último se hace aún más patente que en su ópera prima en Nosotros, la historia de una familia que se ve asaltada por unos intimidantes doppelgängers, que se ciernen sobre ellos sin razón aparente y como materialización de un fantasma pretérito. Porque Peele sigue con una rigurosidad encomiable el tema de su película, y cada imagen que filma remite al tema de la duplicidad con el recurso que tenga en ese momento a mano (espejos, atrezzo replicado, simetrías…). Es un compromiso con la idea nuclear de la historia que alcanza todas sus facetas y que no se ve muy a menudo en el cine comercial, entroncando con las lecciones de un clasicismo cada vez más olvidado sin por ello renunciar a un empaque capaz de conectar con el público actual. Ello sería motivo suficiente para celebrar la presencia del cómico tras las cámaras. Pero es que además -y principalmente gracias a lo consecuente de su labor en la planificación-, Peele consigue construir momentos de gran magnetismo. Lo hace tomándose su tiempo, no obsesionándose con trufar la cinta de sobresaltos, ni siquiera de abundar en el elemento terrorífico. Se preocupa más por generar una atmósfera que nos lleve a su personal terreno y construye un suspense malsano que se concreta definitivamente como una auténtica fábula de horror, con marcado hincapié en lo primero.

us.jpg

De aquí es de donde se puede extraer el mayor pero que tiene Nosotros, y es la manera en que el también guionista decide resolver argumentalmente la cuestión de los dobles. Sin entrar en detalles, valga decir que el problema reside principalmente en la voluntad de darle algún tipo de explicación. Porque si bien ésta resulta sucinta (Peele ha declarado en entrevistas que quiso encontrar un punto intermedio entre el exceso y el defecto de información para contentar al máximo de espectadores posible), intenta aportar algo de orden a lo que no lo tiene. La película funciona a las mil maravillas a un nivel puramente simbólico (otra gran sorpresa es la preeminencia de este simbolismo en algunas de sus escenas clave, de macabra belleza), pero cualquier intento de darle lógica a lo que ocurre no se sostiene por ningún lado, porque abre la puerta a mil agujeros en la historia y su trasfondo. Siendo una cinta ambiciosa, la demerita el no haberse atrevido a dar un último paso en la dirección formal que ella misma reivindica; y, en ese sentido, la anterior película del director cerraba bastante mejor, al contar con unas intenciones más modestas. Pero sin embargo, en su imperfección Nosotros atesora un extraño atractivo, permite lecturas adaptadas al receptor, apunta un talento auténtico. Y consigue que, ya en la cama, nos inquietemos al pensar que tal vez en algún lugar, no tan lejano, puede que una copia nuestra esté observándonos; y esperando ominosa, pacientemente, el momento adecuado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.