Archivo de la categoría: Críticas

Unicorn Wars

De vez en cuando, pero con persistente constancia, se dan pequeñas anomalías dentro de cada cinematografía. Películas improbables, que beben del bagaje propio, pero que a la vez son extraterrestres en el ecosistema donde se desarrollan. Y, de alguna manera, consiguen salir a la superficie por una extraña concatenación de felices circunstancias y seguramente no pocos sacrificios por parte de sus creadores. Es el caso de Unicorn Wars de Alberto Vázquez, el segundo largo del director, y que funciona como una revisión de su interesante corto Sangre de unicornio (2017). En él, encontramos a un ejército de ositos que se entrenan militarmente para acabar con los unicornios, que consideran una amenaza para su especie, en un mundo de vistosos colores pero a la vez raramente siniestro.

Sigue leyendo

Fire of Love

Ya lo comentaba Werner Herzog en su visita a Barcelona del año pasado: en esos momentos, se estaba cocinando un documental a partir de las imágenes de archivo más espectaculares jamás tomadas sobre volcanes. Concretamente las del fondo fílmico de Katia y Maurice Krafft, dos vulcanólogos franceses que murieron en 1991, precisamente durante una erupción en el monte Unzen. Y es que los Krafft vivían por y para los volcanes, sin miedo a poner los pies en las calderas. Con un apasionado afán, para más señas, por registrar todo lo que veían. Con lo cual, a lo largo de dos décadas de carrera, acumularon horas y horas de material, trufado de imágenes imponentes y tomas cargadas de imprevista poesía.

Sigue leyendo

Elvis

El sonado éxito de Bohemian Rapsody (Bryan Singer, 2018) ha dado lugar a una pequeña fiebre por el biopic musical, un subgénero que parece estarse tratando más como un insulso artefacto para atraer a la audiencia a ver nombres que conoce y escuchar canciones que ha tarareado, que como una oportunidad para contar historias de un mínimo interés o proporcionar experiencias que vayan más allá de lo cómodo y evidente. Pero he aquí que de repente aparece un hombre peculiar, Baz Luhrmann. Un cineasta desmedido, polarizante, desde luego no siempre acertado, pero que destaca por algo que estaba pidiendo a gritos esta pequeña parcela de cine: una personalidad marcada. El australiano, además, ya ha demostrado con anterioridad su interés por el musical; y ello, combinado con su gusto por el barroquismo, lo hacía un sólido candidato para abordar una figura tan notoria en la música popular, pero a la vez tan particular y excesiva como la del malogrado Elvis Presley.

Sigue leyendo