Archivo mensual: diciembre 2014

PlanoVsPlano: Los números de 2014

Nos vamos a conceder algo de autobombo. Como todos sabéis, ésta es una página modesta, tanto por el volumen de aportaciones (limitadas a la disponibilidad de un servidor, y con la eterna premisa del ‘más vale calidad que cantidad’), como por el número de lectores. Pero este año estoy muy contento, ya que hemos más que triplicado las visitas con respecto a 2013. Por eso, querría daros especialmente las gracias a los que seguís PlanoContraPlano de forma habitual, y más aún a los que de cuando en cuando os animáis a dejar algún comentario. Dicho esto, los señores de WordPress (que no son tontos) nos han resumido el año para darnos algo de ánimo y que no decaiga la fiesta.

La gente nos busca por el cine japonés. Una pista para próximas entradas sobre el tema.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto 2.800 veces en 2014. Si el blog fuera un teleférico, se necesitarían alrededor de 47 viajes para llevar tantas personas.

Aquí podéis ver el informe completo.

Anuncios

Top 5 de PlanoVsPlano: Lo mejor de 2014

Un nuevo (o más bien viejo) año se acaba, y llega el esperado momento (como mínimo para un servidor) de seleccionar lo mejor que ha pasado ante nuestros ojos durante los últimos doce meses. No ha sido fácil, lo cual es buena señal. Y tras semanas de reflexión, y sin posibilidad de rever las películas de la lista, no he podido evitar una pequeña concesión en el último puesto. Por razones estéticas, he mantenido de manera oficial el listado como top 5. Y, puestos a añadir, tengo también ciertas dudas sobre el orden de las agraciadas, que no debe tomarse como algo cerrado al cien por cien. No me lo tengáis en cuenta, ha sido un año complicado.

En definitiva, la lista se mueve entre las propuestas más certeras a nivel emocional y las más innovadoras y sugerentes a nivel formal e intelectual. Con ella os dejo: Sigue leyendo

El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos

Según apuntan todas las fuentes, parece ser que los paseos cinematográficos por la Tierra Media tocan a su fin, al menos durante una buena temporada. La traslación a la pantalla del rico universo de Tolkien por parte de Peter Jackson se cierra, pues, con esta última entrega de El Hobbit. Y lo cierto es que, viendo el cariz que ha tomado la segunda trilogía realizada por el neozelandés, tal vez sea un buen momento para el receso.

Sigue leyendo

Mr. Turner

Joseph Mallord William Turner, pintor romántico. Mike Leigh, cineasta de escuela. Mr. Turner es una película con la corrección y contención marca de la fábrica de calidad inglesa. Se aprecia, ya desde el plano de apertura, el esfuerzo por otorgar una cualidad pictórica al cuadro (fílmico), labor en la cual hay que destacar, más allá de la figura del realizador, a su fotógrafo Dick Pope. La cinta, suerte de biopic de este importante artista londinense, miembro de la Royal Academy of Art, se articula, pues, con la elegancia formal como eje, con especial atención a la composición del plano, que trata de captar el estilo romántico de las obras de Turner, aún sin llegar a reproducir el grado de evanescencia que las caracteriza, siempre con un ancla en la realidad. El equilibrio resulta efectivo, las dos horas y media de película se suceden sin incomodo para el espectador.

Sigue leyendo

4 atípicas películas de zombis

La temática zombi parece una de las favoritas del fantástico y el terror de los últimos (bastantes) años. Se antoja imposible abarcar toda la producción de este subgénero sin sufrir una auténtica saturación de sesos y gente renqueante. Y, aún con unas cuantas joyas en los registros, la cantidad de cintas que no aportan gran cosa al subgénero hacen que cada vez nos llamen menos la atención las novedades que surgen año tras año. Como tantos otros sectores cinematográficos (y de la vida), éste funciona a base de booms, no siempre bien medidos (si es que un boom puede ser algo medido) y que operan de la forma menos inteligente posible para mantener el interés del espectador de forma sostenida a lo largo del tiempo.

En cualquier caso, y habida cuenta del punto en el que estamos, puede no ser mal momento para recuperar algunas pequeñas joyas del cine zombi que no siempre reciben la atención que se merecen. Damos por supuesto que la mayoría de lectores ya conocerán las seminales obras de George A. Romero -sobretodo La noche de los muertos vivientes (1968) y Zombi (1978)-, estarán al tanto de parodias tan divertidas como Zombies party (Edgar Wright, 2004) o Bienvenidos a Zombieland (Ruben Fleischer, 2009), y de reinterpretaciones modernas del no muerto como 28 días después (Danny Boyle, 2002) o Guerra mundial Z (Marc Forster, 2013). Nosotros aportamos estas otras para el deleite de todos: Sigue leyendo