Archivo de la categoría: Críticas

Nosotros

Lo de Jordan Peele ha sido llegar y besar el santo. En tan sólo una película (Déjame salir, 2017), consiguió el éxito comercial y el académico -le dieron el Oscar al Mejor guión original. Con ésta, la segunda, ha repetido triunfo en taquilla y ha consolidado el favor de la crítica. Puede que todo el proceso haya sido un tanto acelerado (las canonizaciones exprés siempre tienen algo de sospechoso); pero por otra parte trae consigo algunas buenas noticias: por un lado, facilita la cansina dignificación a la que el género de terror parece tener que someterse cada década; por otro, demuestra (otro esfuerzo que debería ser innecesario) que aún hay gente en Hollywood con ganas de contar historias nuevas y gente entre el público dispuesta a pagar por verlas; y por último, y más importante, supone el triunfo popular de un director que parece auténticamente preocupado porque sus películas estén bien dirigidas. Sigue leyendo

The old man and the gun

Parece que cuando ciertas estrellas de cine llegan a la vejez, existe un impulso irrefrenable a construirles una obra a medida que capture su carácter, que transpire cierta autorreflexión sobre su carrera, que cierre el círculo, en definitiva. Y así se genere una especie de monumento mortuorio al talento y carisma del artista de turno. En esta ocasión el ‘homenajeado’ es Robert Redford que, con The old man and the gun, se despide de la actuación tras medio siglo frente a las cámaras; y el encargado del traje ha sido David Lowery, que sorprendió a propios y extraños el año pasado con A ghost story.

oldmanandthegun.jpg Sigue leyendo

Un asunto de familia

Si bien el título español de lo último de Hirokazu Koreeda -en un aparente intento por suavizar el original Manbiki Kazoku (algo así como Familia de ladronzuelos)-, podría parecer más bien el de un filme de gángsters, también es verdad que podría usarse para encabezar un libro sobre el director. Porque el japonés ha dedicado más de la mitad de su filmografía a diseccionar la familia a través de múltiples formas y configuraciones, ofreciendo variaciones sobre un mismo tema en pos de la búsqueda de su significado profundo. Y así ocurre también en su última película, en la que sigue a un grupo de personas -mejor no ahondar en los vínculos que unen a los diversos personajes para no estropear un primer visionado- que conforman una peculiar unidad familiar muy apartada de la imagen que nos viene a la cabeza cuando pensamos en un país como Japón. Sigue leyendo