La gran estafa americana

Haciendo honor a su condición de multi-oscarizable, el anzuelo con el que se presenta “La gran estafa americana” es el de su reparto, un auténtico recopilatorio de figuras de prestigio y actualidad. No hace falta cebo adicional; el cartel cumple con sus estelares expectativas. Pero entre tanto relumbrón, resulta necesario destacar dos rostros: los de Amy Adams y Jennifer Lawrence. Las dos se convierten, con sus intensas construcciones, en auténticas roba-escenas y llegan a marcar la diferencia a lo largo de este periplo de casi dos horas y media.

Christian Bale y Amy Adams, una pareja encantadora.

“La gran estafa americana” es, tal y como se antojaba en un inicio, algo así como un ‘Scorsese sin Scorsese’. Retrato de maleantes dinámico y condescendiente, si algo tal vez se le puede achacar a su director es que la fascinación por sus protagonistas prácticamente lo hace justificarlos. No llega así a dominar los matices al nivel del maestro que, en líneas generales, está bien asimilado (tal vez por eso De Niro se presta a un cameo). Sin tener, pues, la marcada personalidad de Scorsese a la hora de mover la cámara, O. Russell sí consigue algunos momentos memorables (el encuentro en la tintorería, la escena en la discoteca, la mirada confesoria de Lawrence…) y dota de ritmo impecable a un libreto diseñado para enganchar -y que demuestra en ocasiones pedigrí, con detalles como el diálogo que se establece entre las voces en off. Pero lo mejor de “La gran estafa americana”, lo que realmente atrapa, es la imbricación perfecta entre la trama criminal y la historia de sus personajes, dibujados siempre con atino. Una interrelación intensa y que provoca grandes satisfacciones a lo largo de la cinta.

Es posible que la auténtica devoción que Hollywood parece profesar por David O. Russell -al cual ya han nominado consecutivamente a los Oscar y los Globos de Oro por “The fighter” (2010), “El lado bueno de las cosas” (2012) y la que nos ocupa- sea exagerada. Pero ésto no es menoscabo para reconocer que se trata de un narrador hábil, capaz de hacer volar el tiempo ante los ojos del espectador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s