Presentando ASMR

A veces anunciar algo con retraso tiene sus ventajas. Se puede ir sobre seguro, se pueden modular las expectativas, ayudarse del bagaje acumulado… Todo esto viene al caso de que hoy querría presentaros un nuevo proyecto en el que colaboro, y que iniciamos hace unos meses. Se trata de un programa de radio titulado ASMR o, más concretamente, Ambigüitat Sinèfila Meridiànament Radiofònica. Como los más avispados habrán notado, el espacio está locutado en catalán; para quien ésto no suponga una barrera insalvable, queda más que invitado a darle una escucha.

ASMR_imatge

El podcast ASMR viene asociado a un proyecto mayor, el de Ràdio ZZ que, a su vez, es una ramificación que le ha salido a la pequeña sala de cine Zumzeig, en Barcelona. Con alma cooperativa, en Ràdio ZZ podréis encontrar diversos espacios para diversos gustos. El que a nosotros nos ocupa trata, como no podría ser de otra manera, de cine. Con ciertas particularidades, eso sí. El ASMR que da título al programa tiene su influencia dentro del mismo en forma de conversación de toques oníricos. No os extrañe encontrar algunos saltos dentro de la tertulia, fragmentos sui generis o transiciones poco habituales. En cada programa trataremos una temática distinta y, a partir de aquí, comentaremos diversas películas que consideramos la reflejan de una forma interesante. Hasta el momento, podéis disfrutar de cuatro entregas y ver cómo el programa va mutando a lo largo de ellas.

Sigue leyendo

Top 5 de PlanoVsPlano: Lo mejor de 2019

Ahora que hemos pasado página y encaramos el nuevo año, ya podemos echar una última vista atrás y ver qué ha sido lo mejor que nos echamos a las retinas en el pasado. 2019 nos dejó un sabor agridulce, tal vez porque estábamos acostumbrados a un empujón de grandes películas en los alrededores de octubre que este año no aparecieron. En cambio, el buen cine nos ha ido llegando en degoteo, repartido a lo largo del año, espaciándose entre sí aquellas cintas que nos hacían salir con chiribitas en los ojos. Y la sensación general ha sido bastante discreta, aunque al final las cuentas salgan más o menos como cada vez. De esta guisa ha quedado nuestro podio: Sigue leyendo

Selección de estrenos: enero 2020

Por cuestiones de calendario festivo, los primeros estrenos del año entrante se adelantan un par de días, y así hacemos nosotros, intentando volver al ruedo con nuestro repaso mensual. Hay varios nombres destacados que sacan película durante las próximas semanas, pero las propuestas que nos han parecido más sugerentes son las que siguen:

  • El faro de Robert Eggers (estreno 10 de enero): Fue la película que más nos dolió perdernos en el pasado Festival de Sitges, y una de las más aplaudidas por los compañeros que sí pudieron verla. Tras su debut en el largo con La bruja (2015), parece que Eggers no sólo no se deja adocenar, sino que lanza una apuesta estilística más radical. El tour de force entre Willem Dafoe y Robert Pattinson se antoja memorable.
  • 1917 de Sam Mendes (estreno 10 de enero): James Bond no ha sabido sacar lo mejor del director británico, o vice versa, pero ahora que vuelve a otros menesteres, parece que Mendes lo hace en plena forma. 1917 promete ser una vibrante y tensa aventura bélica en el poco explorado escenario de la Primera Guerra Mundial. Empezaremos el año con las apuestas altas.
  • Los niños del mar de Ayumu Watanabe (estreno 24 de enero): Con la poca información que tuvimos la primera vez que nos cruzamos con esta película, pensamos que sería un relato más o menos convencional. Pero las voces que nos llegan dicen que, por el contrario, es toda una experiencia sensorial, que contiene algunas de las secuencias más creativas de la animación de los últimos años, lo que la convierte en una de nuestras mejores opciones.

Sigue leyendo

Selección de estrenos: noviembre 2019

Por obra y gracia de las redes sociales, algo tan tonto como una opinión personal puede convertirse en el gran acontecimiento del momento a nivel mundial. En el terreno de las noticias cinematográficas, es lo que le ha pasado a Martin Scorsese al referirse a las películas Marvel, que por lo visto no son muy de su agrado. Lo curioso es que una auténtica avalancha de gente ha decidido que éstas necesitan de su acalorada defensa, como si su cuota de pantalla estuviera remotamente en peligro por lo que diga el maestro (y si lo estuviera, que tomen nota). Dicen que lo importante no es que hablen bien o mal de ti, sino que lo hagan. Pero con o sin opiniones polémicas de por medio, el estreno más destacable de este mes no habría variado:

  • El irlandés de Martin Scorsese (estreno 15 de noviembre): Hace años y años que Scorsese intentaba llevar adelante esta producción, y ha tenido que venir Netflix a sacarlo finalmente del atolladero. Lo cual significa que su estreno en cines será limitado, de modo que más vale no dejarlo escapar. Una epopeya criminal con Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci, Harvey Keitel… Al cine se le puede pedir poco más.
  • El tiempo contigo de Makoto Shinkai (estreno 29 de noviembre): Shinkai ya era conocido para el aficionado al anime, pero encandiló a propios y extraños con Your name (2016). Vuelve a la carga con otra historia adolescente aderezada con fantasía, que difícilmente será igual de redonda que aquélla, pero que seguro nos proporcionará una nueva lección de dirección artística.
  • Puñales por la espalda de Rian Johnson (estreno 29 de noviembre): Lo de El último Jedi (2017) también fue una polémica sobredimensionada donde las haya. La buena noticia es que Johnson sigue siendo igual de buen director antes y después de la misma, y podrá volverlo a demostrar con esta intriga de pequeño formato repleta de estrellas, que promete ser uno de los mejores entretenimientos del año.

Sigue leyendo

Crónica Sitges 2019 (VIII): Más allá del tiempo y el espacio

Los últimos días del festival se complican un poco, entre imponderables y limitaciones en la adquisición de entradas, así que vamos a encarar la recta final de este Sitges como un solo bloque. Y si hay algo que destaque, ni que sea por la expectación que ha causado entre el público, es Color out of space. Se juntan tres factores: el inefable Nicolas Cage, el universo de H. P. Lovecraft y la dirección del outsider Richard Stanley (Hardware, 1990). La combinación es cuanto menos curiosa, así que se transforma en una ineludible de esta edición. Los resultados, en cualquier caso, son modestos. Se trata sobretodo de una cuestión de tono: la mitología lovecraftiana está tan ligada a la estética de la primera mitad del siglo XX que hay que tener muy buena mano para introducirla con pleno éxito en el presente (algo que conseguían con mejores resultados Benson y Moorhead en El infinito -2017-) y, si a ello se le suma una cierta ligereza en el guión, que se entrega por momentos a la comedia, cuesta sentir el mal agüero que transmiten los textos originales. Sigue leyendo

Crónica Sitges 2019 (VII): Humanos desubicados

A estas alturas del festival, empezamos a pulular como fantasmas de una sala a la otra. Por mucho que intentemos cuidarnos, siempre hay un momento en el que la cosa degenera. Y, tras una sesión golfa (aquella de The Antenna), tener que madrugar para volver al cine a las ocho de la mañana puede ser casi tan criminal como levantarse para ir al trabajo. Claro, si cae una joya al estilo The Neon Demon, pues Santas Pascuas y hasta lo celebramos con un whisky a las diez. Pero si la programación flojea, la siesta está asegurada. Divagaciones al margen, la razón de nuestro madrugón es la comedia Snatchers, que se proyecta en el Retiro. Esperamos una película fresca y macarra, que nos proporcione risas revitalizantes. Resumiendo, la cosa va de una adolescente que se queda embarazada por un desliz, y pare a modo express un monstruito carnicero. Y algo tiene de saleroso, con sus bichos de látex, sus momentos de gore y su cachondeo al respecto del antimexicanismo de la era Trump. Sigue leyendo

Crónica Sitges 2019 (VI): Fuera de onda

Parece que el tiempo se acelera tras el ecuador del festival, como si de una batería de móvil en descarga se tratara. El tiempo y el espacio son relativos, y por ahí transita Synchronic, de Justin Benson y Aaron Moorhead. Tras la estupenda El infinito, tenemos ganas de ver cómo encaran su nueva propuesta, y lo primero que podemos percibir es que van en carrera ascendente. Synchronic es una de las pocas películas de este Sitges que aparentan un presupuesto holgado y que cuentan con caras relativamente populares al frente. Más allá de estas cuestiones, tal vez superfluas, constatamos que el tándem de directores sigue teniendo buen gusto para las imágenes, y su película cuenta con una de las texturas más sólidas que hemos visto. Centrada en las problemáticas personales de sus dos protagonistas, Anthony Mackie y Jamie Dornan, la droga que da nombre a la película actuará de catalizador de las mismas, a la vez que introduce la fantaficción en la trama. Synchronic es más satisfactoria en su planteamiento, a caballo entre el drama y el misterio, que en su tramo final, de aire aventurero, que se ve limitado por ciertas fórmulas con las que intenta acercarse al estándar comercial. Se alza en definitiva como un entretenimiento sólido, que podría haber llegado lejos con un poco más de atrevimiento.

synchronic-review Sigue leyendo