Americana 2020 (II): Cosas de familia

Si existe un elemento universal común a los relatos que se cuentan en todo el mundo, es el de la familia. Y, cuando hablamos de cine independiente, ese tema cobra si cabe mayor relevancia, puesto que este círculo reducido, núcleo de relaciones humanas próximas, resulta a la vez accesible sin necesidad de grandes recursos e inacabable en cuanto a las historias que puede contener. Así que hemos encontrado diversas propuestas en el festival de este año que giraban alrededor del entorno familiar, y especialmente de las relaciones paterno-filiales.

El segundo y último de los documentales que pudimos ver en esta edición fue 17 Blocks, el resultado de veinte años de grabaciones a una familia humilde de Washington DC. Cuesta concebir el ingente trabajo que habrá supuesto rebuscar entre centenares y centenares de horas de vídeo, extraer de allí un hilo conductor, y finalmente una historia cerrada y bien estructurada; pero lo cierto es que el director Davy Rothbart lo ha conseguido. Por momentos recordamos aquella maravilla con la que entramos en contacto por primera vez con el Americana, American Promise (2012), otro trabajo mastodóntico, que al igual que 17 Blocks ponía en el foco a la comunidad negra. Sigue leyendo

Americana 2020 (I): Estrellas del margen

Con la sombra del coronavirus sobrevolando nuestras cabezas se desarrolló esta última edición del Americana, el festival de cine independiente norteamericano de Barcelona. Nadie hubiera dicho que estábamos en medio de una alerta sanitaria y a pocos días de que empezara el verdadero descontrol, porque las salas de los cines Girona, principal sede del certamen, rozaron en muchas ocasiones el tope de su capacidad. Y es que, entre la cuidada selección del Festival, se encontraban las últimas películas de algunos directores que son viejos conocidos para el público cinéfilo, unas celebrities para aficionados, que sin embargo no han llegado a hacerse un hueco entre el público masivo.

Inauguramos nuestra estancia en el Americana con lo último de Abel Ferrara, un cineasta bastante prolífico teniendo en cuenta que pasa de puntillas desde hace mucho por nuestras pantallas (a su Pasolini de 2014 nos remitimos). En The Projectionist sigue la figura de Nicolas Nicolaou, empresario chipriota que posee diversas salas de cine a lo largo y ancho de Nueva York, al margen de las cadenas controladas por las grandes distribuidoras, que dominan el panorama de los multiplex. Ferrara se explaya con él acompañándolo a su país natal, dejando que explique sus primeras experiencias en el cine, la forma en que fue labrando su carrera, visitando la ciudad y las salas… y dejándose ver en algunas escenas, sin llegar a meterse demasiado en la película, pero como diciendo ‘aquí estoy yo’, mostrándose al público que le conoce (el que no, no sabrá qué hace ese señor por ahí en medio). Sigue leyendo

Selección de estrenos: marzo 2020

ACTUALIZADO (15/3/20): Como podréis imaginar, ninguna de estas fechas (Onward a parte) son ya válidas, estando como estamos en medio de un apocalipsis vírico. Pasadlo lo mejor que  podáis, y ya veremos el mes que viene.

Sin apenas darnos cuenta estamos completando ya el primer trimestre del año. La cartelera empieza a liberarse ya de las reminiscencias a la temporada de premios y, aunque nos da la sensación de vivir una suerte de impass alargado, se encuentra bastante diversificada. Si nos acercamos al cine durante este mes, será para ver ésto:

  • First love de Takashi Miike (estreno 13 de marzo): Aunque nunca ha perdido su capacidad para colocar la cámara en el lugar justo, lo cierto es que la carrera de Miike no ha estado últimamente en su época más inspirada. Por eso, nos alegra mucho ver que su última película, otro thriller pasado de vueltas, está despertando entusiasmo allá por donde pasa. Tampoco adapta manga ni videojuego alguno. Y encima, va a recibir un estreno en salas. Allá que vamos.
  • Onward de Dan Scanlon (estreno 6 de marzo): No podemos decir que lo último de Pixar nos tenga en ascuas. Pero no deja de ser lo último de Pixar, y tenemos curiosidad por ver cómo se desenvuelven con un puñado de criaturas fantásticas clásicas, si bien llevadas a un entorno suburbano. Dudamos que reinventen la rueda (es más posible que sigan sus esquemas más clásicos), pero puede ser un pasatiempo muy divertido.
  • Divino amor de Gabriel Mascaro (estreno 27 de marzo): La rareza de este mes llega de Brasil, en forma de distopía religiosa con aires de neón. Sólo podemos decir que su estética nos ha llamado poderosamente la atención, y que podemos encontrarnos ante una de esas joyas ocultas, de cazar en la semana del estreno o perder para siempre, salvo acontecimiento extraordinario. Un puro milagro, vamos.

Sigue leyendo