Archivo de la categoría: Festivales

Crónica Sitges 2019 (IV): Descanso dominical

Continuamos a ritmo pausado, pero eso no quita que tengamos que madrugar para acercarnos a Koko-di koko-da. Suerte de sueño pesadillesco que explora el proceso del duelo (un tema que parece estar volviéndose bastante recurrente en el cine de género), Koko-di koko-da aboca a una pareja en horas bajas a repetir una y otra vez una salida al campo con un desenlace perturbador. La cinta consigue transmitir desazón, trae en sus momentos más oscuros recuerdos de Lynch, y cierra su círculo narrativo de forma interesante. Con todo, el bucle temporal que nos plantea no parece añadir muchas más capas en sus sucesivas repeticiones, y termina por restar impacto al conjunto. La salva el planteamiento seco, desasosegante, y una notable fuerza visual, pero no será una película que permanezca con nosotros durante mucho tiempo.

koko_10_05_v3 Sigue leyendo

Crónica Sitges 2019 (III): Figuras ocultas

Este año en Sitges los fines de semana son nuestros días light, extraño efecto fruto de la combinación entre las elecciones de programación y la dificultad para conseguir entradas de prensa durante los festivos. Así pues, aprovechamos el sábado para descansar un poco, y nos estrenamos con una apuesta personal, la modesta película argentina Breve historia del planeta verde. De enfoque minimalista, explica cómo una transexual viaja con un par de amigos al pueblo de su abuela al conocer de su fallecimiento, para descubrir que ésta ha estado cuidando de un extraterrestre ahora en estado de criogenización. Lo que puede sonar a un Almodóvar que ha estado probando sustancias nuevas es, sin embargo, un relato pausado, sin estridencias, que se dedica a acompañar a sus personajes en una road movie a pie en la búsqueda de un sentido más profundo. Y la cuestión es que se aprecian las buenas intenciones, pero los protagonistas, en su languidez, cuestan de creer como personajes vivos. Con lo cual ese lugar trascendente únicamente se atisba en ocasiones, en algún que otro pasaje, línea de diálogo, imagen… Y, pese a que no llega a parecer pretenciosa, esta breve historia resulta más anecdótica de lo que hubiéramos deseado. Con todo, conseguirá alzarse con el Premio Blood Window a la mejor película latinoamericana.

breve Sigue leyendo

Crónica Sitges 2019 (II): Risas macabras

El segundo día en el festival se nos presenta como el más cargado en cuanto a número de proyecciones, y comenzamos de buena mañana en Prado con una dosis de cine coreano. Nos trae aquí el nombre de Ma Dong-seok, carismático actor de físico imponente que ha alcanzado gran popularidad durante la última década, y que se metió al público en el bolsillo hace un par de años con su papel en Tren a Busan. Ahora protagoniza Unstoppable, una cinta que aparenta ser de acción casi sin descanso, pero que en la práctica tiene mucho más de thriller. Pese a la siempre agradable presencia de Dong-seok, nos encontramos ante la enésima historia de secuestro y rescate que obliga al protagonista a entrar en contacto con los bajos fondos. Y aunque está bien rodada, es de ritmo algo moroso. Pero sobretodo, le faltan tortas. Las pocas que hay, todo sea dicho, son de las de romper mobiliario.

unstoppable-korean-movie-don-lee-noscale

Sigue leyendo

Crónica Sitges 2019 (I): Historias de violencia

El jueves 3 de octubre llegamos de nuevo a Sitges para nuestra inmersión anual en un festival de cine que nos apasiona. Puede que esta edición no contenga títulos tan llamativos como los de los últimos años, pero aún así esperamos encontrarnos con un buen puñado de películas interesantes y estamos expectantes ante posibles sorpresas. Así pues, tras descargar el equipaje y recoger nuestra acreditación, nos vamos directos al Auditori del hotel Melià para el pase matinal de la película de inauguración de esta 52ª edición del certamen.

sitges2019.jpg Sigue leyendo

Americana 2019 (IV): La desazón como condimento

Seguramente por casualidad, en nuestra última jornada en el Americana se juntan tres películas que tienen como denominador común una cierta sensación de desesperanza (que no necesariamente de pesimismo, como apunta la segunda de ellas). Sin apenas descanso entre una y otra, salimos ya casi a media noche bastante agotados, pero también satisfechos con la experiencia.

Nuestra particular maratón la abre Friday’s child, la segunda cinta de A. J. Edwards, colaborador de Terrence Malick en varios de sus últimos proyectos. La influencia del que ha ejercido como su mentor resulta palpable, pero también es cierto que Edwards consigue que Friday’s child transmita su sensibilidad personal. Se perciben fácilmente ecos en las formas, pero hay intenciones distintas en el fondo. Sigue leyendo

Americana 2019 (III): El absurdo como principio

La vida es extraña a veces, y desde siempre hay cineastas que se dedican a explorar esa vertiente con muy diversos ánimos y reglas, ya sea desde el resalte de lo peculiar hasta la más absoluta anarquía. En este segundo grupo encontramos The golden boat, una película del cineasta chileno Raúl Ruiz, que ha desarrollado su prolífica carrera a lo largo y ancho del mundo, pero del que poca cosa nos ha llegado. The golden boat data de 1990, y por lo visto ha estado prácticamente fuera de circulación desde su estreno. Siempre resulta interesante acceder a estas proyecciones retrospectivas, sobretodo cuando ofrecen la posibilidad de contemplar copias restauradas de películas que, como norma general, han sido ya juzgadas por el paso del tiempo. Sin embargo, en esta ocasión nuestro juicio no coincide con el de los archivistas del MoMa, impulsores de su relanzamiento. La cinta de Ruiz opta por la concatenación de secuencias e ideas entregadas al absurdo, y aunque ello da lugar a algunos momentos genuinamente divertidos, carecen del magnetismo que requieren estas construcciones para llegar a buen puerto. Sigue leyendo

Americana 2019 (II): La vida era ésto

La siguiente parada en nuestro recorrido por el Americana es la del documental. Ése que, aún sin el suntuoso envoltorio visual de la ficción (o sí), nos abre las puertas a paisajes y personajes que cuentan con la insustituible atracción de lo que nos es cercano a un nivel íntimo, ocurra al lado de casa o en los Estados Unidos que centran la muestra.

La primera pieza del género que vemos en el festival es Hale County this morning, this evening. En ella, el debutante RaMell Ross muestra sus impresiones sobre el condado del título, pero desgraciadamente falla de manera estrepitosa a la hora de construir algo significativo con su material de estudio. Porque quiere ser a la vez (o eso parece) crónica de un espacio, retrato familiar y cuerpo poético, y al final no consigue redondear ninguno de los aspectos. Sigue leyendo